¿Para qué sirven los debates en la política?


Uncategorized / martes, mayo 15th, 2018

 

Las elecciones están a la vuelta de la esquina. A pocos meses de que los ciudadanos vayamos a las urnas es necesario que reflexionemos sobre qué es lo que queremos para el país. Muchos pensarán que ver los debates presidenciales no ayudan nada a este fin, pues los candidatos no hacen más que atacarse entre sí. La realidad es que los debates son una manera de conocer tanto a los candidatos y como a sus propuestas. ¿No nos crees? A continuación te decimos por qué debes de ver el debate y no solamente los memes que surgen de éste.

 

 

Conocer las propuestas de los candidatos

 

 

Las debates permiten a los candidatos exponer propuestas sobre los temas que conciernen al país: corrupción, seguridad, economía, justicia social, igualdad de género, entre otros. Aunque algunos expertos aseguran que los debates no cambian la opinión de los votantes, la gente que está indecisa encontrará aquí una ventana para seguir reflexionando sobre su futuro voto. El debate tiene además un alcance muy amplio, pues la mayoría de los mexicanos cuenta con televisión en casa.

 

 

Medir la capacidad de respuesta de los candidatos ante asuntos difíciles 

 

Todos los aspirantes a la presidencia tienen un talón de Aquiles. Ya sea que hayan dicho algo imprudente o cometido actos indebidos en el pasado, en el debate surgirá una pregunta que haga relación a dicho episodio. Es en este momento que podemos ver cómo reacciona el candidato ante asuntos difíciles: si se enoja, se exalta, se pone nervioso o actúa con frialdad. Además de este componente de tipo emocional y de personalidad, podemos ver si el candidato está siendo honesto respecto a un problema que haya enfrentado en el pasado.

 

 

Comparar el discurso de los candidatos con su perfil  

 

 

Las propuestas de los candidatos surgen de posiciones ideológicas concretas. Es de esperarse entonces que sus respuestas en el debate concuerden con los valores e ideales que han desarrollado a lo largo de su campaña. Si esto no sucede, sabemos que un candidato está mintiendo para quedar bien ante el público. Esto puede reflejarse altamente en cuestionen que causen controversia. Por ejemplo, reformas estructurales importantes o debates sobre el aborto o el matrimonio homosexual.

 

 

Alimentar la curiosidad de los votantes

 

 

Los debates también sirven para avivar la curiosidad de los ciudadanos. A partir de la discusión entre aspirantes podemos formularnos nuevas preguntas, que nos ayudarán a tomar mejores decisiones. Por ejemplo: “¿cómo logrará este candidato lo que se propone?” “¿Realmente son posibles sus propuestas?” “¿Fue honesto durante todo el debate?” El debate, más que darnos respuestas, nos generan aún más preguntas.

 

Ahora ya sabes por qué debes ver el siguiente debate presidencial. Más allá de los memes graciosos o de los comentarios en internet, ver la discusión entre aspirantes es una manera de ejercer un voto más informado. ¡No dejes pasar la oportunidad y recuerda que el próximo debate es el 20 de mayo!