Preventa u obra terminada, ¿qué elegir?


Históricah / sábado, mayo 23rd, 2020

Cuando por fin tomamos la decisión de comprar un departamento, comúnmente tenemos dos alternativas para hacerlo: en etapa de preventa o una vez culminada la construcción. Si bien ambas opciones tienen beneficios de acuerdo a las necesidades de cada persona, la mayoría de compradores las pasan por alto o no las conocen, razón por la cual hemos decidido contarte más al respecto.

PREVENTA

Esta fase indica que el proyecto aún se encuentra en construcción, por lo que habrá que esperar un par de meses antes de que la obra esté lista para habitar. Algunas de las ventajas que obtienes al invertir en esta etapa son:

  • Mejores precios. Los proyectos que se encuentran en etapa de construcción suelen comercializarse en un precio más bajo al del costo final del inmueble.
  • Pagos más accesibles. Comprar un depa en preventa te permite aprovechar al máximo tu capital, ya que puedes separar con un mínimo e ir pagando el enganche durante los meses de construcción.
    Tiempo para planear. Mudanza, contratación de servicios, trámites para el cambio de dirección, muebles que habitarán dentro del espacio. No solo se trata de comprar y vivir, detrás debe existir una planeación completa que requiere tiempo.
  • Aumento de plusvalía. Si la zona que elegiste se encuentra en un lugar en pleno desarrollo, esto implica que la plusvalía tendrá un crecimiento también. Mientras mayores sean los planes de urbanización para la zona, para cuando la construcción termine, la plusvalía habrá incrementado también.

CONSTRUCCIÓN FINALIZADA

Una propiedad finalizada te ofrece ventajas muy distintas en comparación a una en etapa de preventa. Entre las más importantes podemos encontrar:

  • Inmediatez. Al adquirir un inmueble terminado podrás mudarte y comenzar a vivir en nuevo hogar tan pronto terminen los trámites de escrituración.
  • Liquidez a corto plazo. En caso de que estés buscando hacer una inversión para luego revender, esta, al ser una propiedad terminada y entregada, serás tú quien decida cuándo presentarla al mercado.
  • Mejores planes bancarios. Una vivienda ya construida para los bancos representa un riesgo bajo, por lo que puedes obtener tasas más bajas de interés en algunos casos. Acércate a la Institución Financiera de tu preferencia y analiza cuáles son los tipos de préstamo hipotecarios que podrían convenirte al comprar una vivienda terminada.
  • Lo que ves es lo que obtienes. Adquirir una propiedad terminada te permite explorar los espacios físicamente y corroborar que cumplen con las características que se anuncian en el proyecto antes de firmar el contrato.

Adquirir un departamento en cada etapa trae consigo distintas ventajas. Al final eres tú quién tiene la última palabra. Recuerda que en Históricah aún puedes adquirir tu departamento a precios de preventa; aunque si lo tuyo va más por esperar, solo tienes que aguardar hasta diciembre de este mismo año, pero eso sí ¡quedan muy pocas unidades!

Si deseas obtener más información, puedes llamarnos al: (81) 2719 0660