Las 2 leyendas más famosas de Monterrey


Entretenimiento / miércoles, octubre 31st, 2018

Sí, nuestra ciudad tiene muchas historias. ¡Incluyendo unas terroríficas!

 

La Casa de Aramberri

¡Cómo no! Una de las más conocidas y favoritas de los regios es esta. Se trata de la famosa casa que lleva más de 80 años atemorizando a los que conocen el horrible crimen que ocurrió aquí.

 

En la casa que hoy está completamente en ruinas vivió la rica familia Lozano Montemayor en los años 30. Y el 5 de abril de 1933 un grupo de criminales ingresaron al hogar y asesinaron a la señora y a su hija de una manera horripilante. Lo curioso aquí es que no había señales de que la entrada hubiera sido forzada, por lo que buscaron familiares. Y sí, Gabriel, un sobrino de la mujer, se confesó culpable.

 

La casa pronto fue abandonada, pero los vecinos notaron cosas sospechosas en el interior de la casa. En uno de los cuartos de la planta baja quedó la imagen de una mujer desfigurada, quien se dice es la señora asesinada que habita ahora en el hogar. Además, se dice que se escuchan susurros y ecos del pasado, mismos que atrajeron a sociedades ocultistas a montones. Esto hizo que las autoridades tuvieran que sellar todas las entradas.

 

Pero eso no evitó que unos periodistas entraran a grabar con la esperanza de obtener alguna prueba paranormal. Una llamada urgente los hizo abandonar el lugar y en el camino un accidente los dejó a ambos en un grave estado de salud. Sin embargo, cuando revisan las grabaciones escuchan gritos y ecos de las voces del pasado.

 

¿Te atreverías a visitarla?

 

La Casa de los Tubos

Seguramente has oído hablar sobre este ícono de la ciudad.

 

A principio de los 70s se empezó a construir esta singular casa por órdenes de un hombre viudo que vivía con su hija de 10 años, quien sufría parálisis y tenía que usar silla de ruedas. Durante la construcción, se dice que fallecieron 2 albañiles por lo escabroso del terreno y la complejidad del proyecto; otros dicen que sólo se accidentaron pero nunca quisieron volver a contar lo sucedido.

 

La casa tiene una singular forma cilíndrica y tiene grandes ventanas y rampas, todo diseñado para que la hija se desplazara sin dificultad. Y cuenta la leyenda que una vez que la casa estuvo casi terminada, la niña pidió a su papá que la llevara a conocerla. Así lo hizo y la estuvo recorriendo feliz, pues era su casa ideal. Pero al salir de una de las habitaciones, se impulsó con tal fuerza que se deslizó tan rápido que fue imposible controlarla. Bajó con tanta rapidez que salió disparada por uno de los ventanales de la casa y cayó varios metros, muriendo instantáneamente. El señor, destrozado, se suicidó al cabo de un tiempo; aunque otros dicen que simplemente desapareció, dejando la obra inconclusa.

 

Hoy, la propiedad se encuentra abandonada y en obra negra. Es vigilada por policías que no permiten el acceso a los curiosos por lo peligroso de la construcción, pero aún así muchos han podido entrar en la vieja casa y asegurar que hay algo rondando en el interior de la casa. Algunos incluso han captado en audio y video cosas difíciles de explicar. Sea lo que sea, es un lamentable hecho real que sigue asustando a miles de regios.

Fuente: El Pensante, Chica Regia