5 tips para conseguir un hogar minimalista


Consejos / lunes, marzo 12th, 2018

5 tips para conseguir un hogar minimalista

 

 

Si hay un estilo decorativo que jamás pasa de moda, no importa qué temporada sea, es el minimalismo. Cuando se trata de renovar tu hogar, te enfrentas a un mar de posibilidades: ¿quieres otro color en las paredes?, ¿quizá basta con cambiar los muebles de lugar?, ¿tal vez llenar de plantas cada rincón? Bueno, para darle un refresh a cada habitación y probar algo diferente, puedes usar el minimalismo como tu aliado.

 

Ya que esta tendencia busca reducir todo a lo esencial, podrás disfrutar, además, de espacios más amplios y despejados.

 

 

Una premisa: menos es mejor.

 

La forma más sencilla de definir el minimalismo es con las palabras “menos es más”. Por supuesto, no significa que tengas que deshacerte de todos tus muebles o pertenencias, sino de ser más selectivo con lo que conservas en cada habitación. En la sala, por ejemplo, observa con atención qué muebles hay y decide cuáles son prescindibles; lo que no sean necesarios, se van.

 

 

Aboga por la funcionalidad.

 

De la mano del punto anterior va el tema de la funcionalidad. El minimalismo dará mayor importancia a este factor que al decorativo, después de todo, tratas de conservar lo mínimo necesario. Evita acumular objetos innecesarios y enfócate en incorporar a las estancias solo los muebles que son necesarios y que, de hecho, tienen una función más allá de la decoración. Los muebles multiusos con formas geométricas y colores neutros van de perlas con el minimalismo.

 

 

 

No le tengas miedo al blanco.

 

Ni al blanco ni a los colores neutros. Se tiene la creencia de que esta paleta de colores puede ser aburrida o muy impersonal, en especial cuando se le asocia con las salas de espera de los hospitales. Sin embargo, el blanco es la base de todos los interiores minimalistas. Agregando detalles de color en los textiles o en algún elemento decorativo, podrás crear hermosos y elegantes contrastes.

 

 

Un poco de verde en tu vida.

 

 

Otra forma de agregar calidez a las estancias donde predomina el blanco, es con ayuda de las siempre confiables plantas naturales. No solo aportan un toque de color a las habitaciones, sino que además pueden ayudar a purificar el aire que respiras. Las que más van con el estilo minimalista son el bambú, los cactus o las flores como las orquídeas, pero no hay límites para tu creatividad.  

 

 

Iluminación.

 

Por supuesto, otra clave para conseguir un estilo minimalista es la iluminación. En este caso, cuanta más luz, mejor. Aunque hay que aclarar que no hablamos de luz artificial, sino de luz natural. Dile adiós a las persianas y a las cortinas opacas, prefiere los estores que difuminan la luz y proporcionan mucha claridad a cualquier estancia.

 

 

 

Renueva tu hogar con estos consejos, ¡lo amarás!

 

 

 

Fuente: Decoración2